Facebook Image

¬ęCaminata¬Ľ cuaresmal de La Concordia a Rancho de Teja

La parroquia de San Miguel Arc√°ngel de Totonicap√°n (Rep√ļblica de Guatemala) tiene sesenta comunidades. Barranech√©, La Esperanza y La Concordia est√°n f√≠sicamente muy alejadas del centro, setenta kil√≥metros, pero se sienten muy unidas por tradici√≥n y, sin duda, tambi√©n por lo sucedido en el a√Īo 1997. Ese a√Īo tuvieron problemas de tierras con Argueta, comunidad del departamento de Solol√° y parroquia de la di√≥cesis del mismo nombre. Los enfrentamientos se saldaron con siete muertos pertenecientes a las comunidades de Barranech√© y La Esperanza.

La √ļnica manera de llegar a estas tres comunidades es atravesando Argueta.

Monse√Īor Mario Alberto Molina, Arzobispo de los Altos, Quetzaltenango-Totonicap√°n, y Fr. Jos√© Mar√≠a Aguerri, reci√©n elegido provincial, expresaron su deseo de que a estas tres comunidades se les diera una atenci√≥n pastoral m√°s continua y cercana, proponiendo a Fr. Jes√ļs Arrondo que se hiciera cargo de ellas desde Quetzaltenango. El desplazamiento desde Quetzaltenango supone atravesar dos veces el puerto de Alaska, de 3.015 m. de altitud. Muchos d√≠as la lluvia o la espesa niebla son compa√Īeras inoportunas de camino.

Visito las tres comunidades los sábados para la formación general y de ministerios, los domingos para la celebración de la eucaristía, y siempre que solicitan para un difunto o alguna petición razonable, además de todos los jueves para la atención cercana a los enfermos. Todos están muy agradecidos. Así se lo manifestó al Sr. Arzobispo una representación de las tres comunidades.

Creo que la lejan√≠a del centro, el estar rodeados de comunidades de otro departamento, y agravado todo ello por los sucesos del 1997 es un inconveniente serio al que hay que buscarle alguna soluci√≥n. En este contexto me vino la idea de realizar una ¬ęcaminata¬Ľ cuaresmal a Rancho de Teja, una comunidad de la parroquia de San Miguel Arc√°ngel, cercana a La Concordia, a unos seis kil√≥metros, pero separadas por la monta√Īa que las hace distantes. As√≠ me surgi√≥ la idea de visitarles por la Cuaresma y que ellos devuelvan la visita en Adviento.

La ¬ęcaminata¬Ľ tuvo lugar el d√≠a 22 el pasado mes de marzo, tercer s√°bado de Cuaresma. Se inici√≥ desde La Concordia por ser la comunidad m√°s cercana a la monta√Īa. El punto de encuentro y de salida fue el oratorio; era una caminata cuaresmal. A las ocho de la ma√Īana, hora programada, ya hab√≠an doscientas personas esperando el pistoletazo de salida. Cantamos el canto-s√ļplica a la Madre: ¬ęven con nosotros a caminar‚Ķ¬Ľ. Ya en el atrio del oratorio dimos gracias a Dios por la bonita ma√Īana que nos regalaba e iniciamos la ¬ęcaminata¬Ľ con el ¬ęcamina pueblo de Dios¬Ľ. Era algo tan novedoso que la gente sal√≠a de sus casas y con sus saludos nos animaban. Ya en la monta√Īa, el camino se hac√≠a paulatinamente m√°s angosto y dif√≠cil. La respiraci√≥n era cada vez m√°s agitada porque nos faltaba el aire. Debido, en parte, a esto, hac√≠amos paradas para contemplar el bonito paisaje, y para orar y cantar. Para m√≠, viejo y ya desacostumbrado a estas aventuras, eran paradas confortadoras y reanimadoras que procuraba alargar con reflexiones cuaresmales.

Al fin, y tras varias horas de ascenso, llegamos a la cima de la monta√Īa desde la que divisamos Rancho de Teja. Un momento de parada para contemplar el bonito paisaje y para programar la entrada.

Nuestro destino era el oratorio. Allí nos esperaban los representantes de la comunidad que nos acogieron con muestras de alegría. Ya en el oratorio tuvimos un acto cuaresmal conjunto en el que el intervinieron las cuatro comunidades.

Después compartimos el almuerzo en el atrio del oratorio y, tras un breve descanso, iniciamos el camino de vuelta a La Concordia.

Regresamos cansados pero contentos. Habíamos llevado a cabo un proyecto programado durante días y que había salido mejor de lo que nos habíamos imaginado.

El final de la ¬ęcaminata¬Ľ fue en el oratorio de La Concordia. All√≠ dimos gracias a Dios porque todos, aunque cansados pero muy contentos, nos llev√°bamos el recuerdo y la satisfacci√≥n de una bonita experiencia que pensamos repetir cada a√Īo. Experiencia que, creo, les hace mucho bien a estas tres comunidades tan alejadas del centro y tan cercanas a otras que ni son de la parroquia ni son del departamento, y con las que han tenido graves conflictos en tiempos no lejanos que todav√≠a son recordados.

Fr. Jes√ļs Arrondo Redrado.

AGENDA

Comunicaciones oficiales

                 
 Ag. Madrid  SA Panam√° Ag.Guatemala S Rita  San Judas Totonicapan
 S Familia S Lucas  Valentu√Īana  S Madrid  S RD 

Evangelio homilia

Blog de los proyectos en Rep. Dominicana, Madrid y Panam√°

 

Solidaridad

Solidaridad RD

Solidaridad Madrid

 Solidaridad Madrid-RD

Solidaridad Madrid-Panam√°

Últimos vídeos


Cannot Connect to Youtube Server Cannot Connect to Youtube Server

Cannot Connect to Youtube Server Cannot Connect to Youtube Server

Cannot Connect to Youtube Server  
Volver