Miguel Polite, medio siglo al servicio de la Iglesia panameña

2015-04-5A punto de cumplir 84 años, cincuenta de los cuales ha trabajado sirviendo al pueblo e iglesia panameños, partió el pasado lunes, 30 de marzo, a la casa del Padre nuestro hermano Miguel Polite Reina que residía desde 1988 en la comunidad de Río Abajo que atiende la parroquia de San Juan Bautista de la Salle y Santa Mónica, conocida popularmente como Iglesia de Piedra.

Las exequias por nuestro hermano se celebraron el martes, 31 de marzo, a las dos de la tarde. Presidió la eucaristía el Cardenal agustino recoleto José Luis Lacunza, a quien acompañaron en el altar el arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa, monseñor Agustín Ganuza, obispo emérito de la Prelatura de Bocas del Toro y connovicio de Miguel, y casi todos los religiosos de Panamá y David. Los hermanos de Bocas del Toro se excusaron ya que ese día tenían la misa crismal en Almirante. También se hicieron presentes dos sacerdotes del clero diocesano.

A la solemnidad de la celebración contribuyó sin duda el coro parroquial de la “Iglesia de Piedra” y también la presencia de la banda del colegio San Agustín en el que Miguel trabajó por varios y que dirigió durante un trienio. Habría que destacar también la presencia de numerosos exalumnos del colegio que quisieron mostrar con su asistencia la gratitud y el reconocimiento a Miguel.

Especialmente emotivo fue el momento en el que la banda del colegio, como homenaje al religioso entonó las notas del himno del centro a las que enseguida pusieron letra con sus voces los exalumnos y el propio cardenal, que también ha servido en este centro docente de la provincia.

Misa Funeral Padre Polite

En su homilía el cardenal Lacunza recordó que fue precisamente Miguel Polite el que le introdujo en el campo de la educación pidiéndole, al ser destinado a Panamá, que sustituyera por un tiempo a un religioso que nunca regresó al colegio. Lo que era una interinidad se convirtió en una estancia permanente por años.

El P. Vicario presentó a la gente que llenó el templo parroquial de Río Abajo la semblanza del religioso destacando el hecho de que de los 84 años que hubiera cumplido a penas dos días después de su fallecimiento, cincuenta los vivió sirviendo al pueblo y a la Iglesia de Panamá. Es esto también lo que destacó el arzobispo Ulloa, quien agradeció a la comunidad recoleto su generosidad al haber entregado a Panamá un religioso que por medio siglo se ha desvivido por esta tierra y esta iglesia.

Un buen grupo de feligreses y exalumnos del colegio acompañaron a los religiosos hasta el cementerio donde quedaron depositados los restos de nuestro hermano Miguel Polite, que descansan junto a los del P. José Ruiz, misionero agustino recoleto de Bocas del Toro, quien también el paso a la casa del Padre lo hizo desde esta tierra istmeña.

 Galería: Funeral del Padre Miguel Polite

“La noche es tiempo de salvación, lectura creyente de la jornada al caer la tarde”

afiche02La buena acogida de “Buenos días”, dos ediciones en apenas unos meses, animó a fray Miguel Angel Ciaurriz, a escribir una obra melliza de aquella, titulada “La noche es tiempo de salvación”, que será presentada el próximo 25 de marzo, en el marco de una charla conferencia, en los salones parroquiales de San Lucas Evangelista, en Costa del Este.

Toma prestado el título de este libro de uno de los himnos de la Liturgia de las Horas que se reza al atardecer del día. En la presentación de su obra dice el autor: “tanto si la jornada ha sido buena, como si ha estado cargada de tribulaciones, <<la noche es tiempo de salvación>>, nunca olvidemos esto. Una gracia que nos llama al agradecimiento y que sana heridas para que el despertar de mañana sea sereno y sosegado. La noche convierte el día en pasado y nos prepara para el futuro de mañana”.

Señala Ciaurriz que la hora de la noche, a pesar del cansancio, permite regalarnos un rato de lectura con más tranquilidad que la prisa de la mañana cuando comienza aceleradamente la jornada laboral. “En todo caso, apunta, confío en que le ayuden a serenar su espíritu para disfrutar un sueño reparador”.

“La noche es tiempo de salvación” quiere proponer al lector una mirada agradecida al día que termina que el lector o la lectora se sientan satisfechos de lo que aconteció en el día. Pretende también ayudarnos a evaluar lo vivido en las ocho, diez, doce, veintiséis o veintiocho horas de trabajo que tiene el día de mucha gente.

A diferencia de “Buenos días”, “La noche es tiempo de salvación” es más espiritual. Aborda de manera más directa cuestiones que tienen que ver con la manera de mirar y entender la vida desde la fe y quiere ayudar a hacer “una lectura creyente de la jornada al caer la tarde”.

En las últimas páginas se recogen una serie de pensamientos de San Agustín. El autor de este libro, como agustino recoleto que es, trata de hacer suya la espiritualidad agustiniana y, en estas páginas la comparte con el lector. Sin orden ni concierto, un poco a voleo, se presentan estas frases con la intención de animarle y ayudarle a transitar el camino de la fe desde la ruta agustiniana.

Y para cerrar la jornada encontrará el lector de esta obra ocho oraciones que no pretenden otra cosa que animar a cerrar el día en la presencia de Dios. Están tomadas de la Liturgia de las Horas, en concreto del momento de oración conocido como Completas.

Ciaurriz termina su presentación trayendo a colación un pensamiento de San Agustín, de su obra “De Trinitate”: “si en mis escritos encuentras algo de verdad, sábete que, en cuanto tal, no es mío, aunque, por tu amor y comprensión, acabe siendo tuyo y mío. Si por el contrario, descubres algún error, sábete que, en cuanto tal, es sólo mío, aunque tú, al precaverte de él, haces que deje de serlo de ambos”.

Este nuevo libro del religioso recoleto se ofrece como lectura propicia para los días de Semana Santa y tendrá un costo de diez dólares.

Misioneros de Bocas del Toro se reunen con el Padre Provincial

DSCF9408En vuelo nacional procedente de ciudad Panamá en horas de la tarde del lunes 16 de marzo, el P. Provincial de los Agustinos Recoletos de la Provincia Ntra. Sra. De la Consolación José María Aguerri viajó a la Provincia de Bocas del Toro con la finalidad de tener con todos los religiosos un encuentro fraterno. Fr. Aguerri ha estado visitando todos los ministerios de América: Rep. Dominicana, Panamá y Guatemala.

Reunidos en Changuinola con todos los misioneros el P. Provincial analizó el proyecto de vida y misión, cuyas conclusiones han sido fruto del consenso de todos los hermanos a raíz de una encuesta en la que se nos pedía expresar nuestro parecer en relación a diferentes aspectos de la vida religiosa.

En un clima de fraternidad nos dispusimos a iniciar la jornada con el rezo de las laudes. Luego dimos apertura a la reunión con la presentación del referido proyecto de vida y misión ya citado. Se trata de reflexionar sobre el proceso de revitalización y restructuración en que se encuentra trabajando la Orden de Agustinos Recoletos.

Las indicaciones del proyecto de vida y misión son un espejo en el que cada comunidad ha de mirarse. Recogidos los aportes de más de 600 frailes nos hemos encontrado con que al día de hoy se hace necesaria una revitalización que encuentra su fundamento en la dimensión espiritual, fraterna-comunitaria, apostólica y formativa. Se trata de buscar la manera de ver cómo podemos volver a ese amor primero que dio origen a lo que somos: frailes Agustinos Recoletos. De ahí el énfasis en la vida de oración personal y comunitaria, recreos comunitarios, encuentros intercomunitarios, etc.

Es importante escuchar cómo se expresa cada hermano. Esto nos fortalece a los demás y nos ayuda a darnos cuenta de cómo hemos de poner en marcha la misión que como comunidad Agustino Recoleta se nos ha encomendado. De ahí que la principal misión del religioso ha de tener como punto de partida siempre al otro religioso. En fin, se hace necesario construir las bases sobre las que podamos sintonizar aprovechando la individualidad como elemento enriquecedor que hace posible el discernimiento y la puesta en práctica de la humildad y en el marco del diálogo fraterno.

La reestructuración es una expresión que no a todos nos gustaría utilizar. Y más en estos momentos en la que no sólo estamos viviendo una época de mínima inquietud vocacional, sino incluso poco interés por lo religioso. La pregunta que se impone por sí misma es la siguiente: ¿qué podemos hacer? Posiblemente alguno piense que lo que tenemos que hacer es rezar (lo cual no estaría mal) pero hay algo de corte más agustiniano que requiere mucho esfuerzo de nuestra parte: volver al amor primero.

El proyecto de vida y misión exige de quienes ejercen la autoridad en las distintas casas que sean ellos quienes impulsen las pautas que a nivel general nos hemos trazados como camino que creemos nos conduce hacia la revitalización: Vida fraterna, vida espiritual y vida apostólico-misionera.

Encuentro Fraterno de la Familia Agustiniana con el Cardenal Lacunza

001El inicio del año escolar dio la oportunidad al cardenal Lacunza de recordar las seis veces en que como rector del colegio San Agustín abrió el año con la tradicional misa en la que se invoca al Espíritu Santo para que ilumine y acompañe a los estudiantes en los meses que tienen por delante.

Se encontraba el nuevo purpurado en Panamá para compartir con la familia agustiniana, los agustinos y los recoletos, un comida fraterna con la que se le quiso homenajear por su reciente creación como cardenal, el primero de Panamá y de los agustinos recoletos.

A las 12 del mediodía en la capilla de la parroquia San Lucas, de Costa del Este, nos reunimos una treinta de religiosos con nuestro hermano cardenal y rezamos la hora intermedia y la oración del Papa Francisco escrita para que en este año de la Vida Consagrada la recemos los religiosos.

Nos acompañó también el arzobispo de Panamá, como un miembro más de la familia agustiniana. De Guatemala y República Dominicana, en representación de los hermanos de esas delegaciones, se sumaron al encuentro Cruz Echeverría, con novicio del cardenal, y Bernardo Eguaras. De Guatemala estuvieron Miguéliz y Lopeandía, ex rectores los dos del colegio y compañeros de José Luis cuando éste dirigía el centro. Todas las comunidades de Panamá participaron con algunos de sus religiosos en este encuentro. Y también participó el P. Provincial que en estos días visita las comunidades de la Vicaría para animar el proyecto Vida y Misión de la Orden.

Al sentarnos a la mesa Fr. José Luis, se refirió a la carta que el Papa Francisco envió a todos los nuevos cardenales pidiéndoles que con su gente y sus amigos celebraran festivamente su nombramiento sin caer en la mundanidad espiritual.

Fue un encuentro realmente fraterno. Y habría que repetirlo con más frecuencia, sentía y comentaba la gente, sin tener que esperar a que hubiera un cardenal de por medio.

El rector del colegio San Agustín, Pedro Rivas, aprovechó esta presencia de José Luis en Panamá para que pedirle que presidiera la primera eucaristía del año escolar. En el altar acompañaron al obispo quince sacerdotes agustinos recoletos. Entre ellos había, por mera coincidencia, seis frailes, incluido el propio cardenal, a quienes en su día correspondió dirigir el centro, entre ellos el Prior Provincial.

A comentar el evangelio al cardenal se le notaba la amplia experiencia como educador que arrastra tras de sí. La palabra clave, señaló, es <<coherencia>>. Un centro de educación católico es coherente, resaltó, cuando no se limita a impartir conocimientos. "La coherencia para colegio Católico reside en la adecuada armonía entre educación en la fe y conocimientos", señaló.

Concluyó sus palabras recordando que es Jesús "el maestro al que tenemos que escuchar y seguir".

El momento de la mesa dio para muchos diálogos, para fotos, como la de los cuatro connovicios presentes, Cruz María Echeverría, Jesús Javier Zoco, Roberto Cirauqui y el nuevo cardenal, y anécdotas que a todos hicieron pasar un buen rato.

Con este encuentro fraterno de las dos familias agustinianas José Luis cerraba el capítulo de celebraciones por su cardenalato.

Galería Encuentro Fraterno con el Cardenal Lacunza

Convivencia cuaresmal con niños

11052888 619219328208246 7461805873808448191 oEl sábado 28 de febrero  se realizó una convivencia en la capilla San Ezequiel Moreno de la comunidad de Chirigagua del Corregimiento San Pablo Nuevo en la provincia de Chiriquí donde participaron niños tanto de esta comunidad así como también del Comedor Infantil Santa Rita.

Esta convivencia fue organizada por los catequistas de ambas comunidades que es atendida por Fr. Jerónimo Azanza. Tuvo como tema central el tiempo de la Cuaresma donde se explicó a los niños la importancia de este tiempo ya que es una preparación para la celebración de una gran fiesta que es la pascua, la Resurrección del Señor que constituye la celebración más importante y emotiva de toda la Iglesia, pues la resurrección fue, y es, la garantía de que las puertas del Cielo se han abierto por medio de la muerte de Cristo.

Se motivó a los niños a reflexionar sobre la vida que como niños llevan sobre todo a tener un comportamiento más obediente, sencillo y cercano con el señor. La convivencia termino con oración, cantos y repartición de regalos para todos los niños donde se observó gran alegría y sobre todo comunión fraterna entre todos los presentes. 

Galería Convivencia Cuaresmal en David

Página 8 de 26

                 
 Ag. Madrid  SA Panamá Ag.Guatemala S Rita  San Judas Totonicapan
 S Familia S Lucas  Valentuñana  S Madrid  S RD 

Blog de los proyectos en Rep. Dominicana, Madrid y Panamá

 

Solidaridad

Solidaridad RD

Solidaridad Madrid

 Solidaridad Madrid-RD

Solidaridad Madrid-Panamá

Volver